Cebolla (Allium cepa)

La cebolla se sitúa entre las primeras plantas cultivadas. Su origen se sitúa en Asia Central. Más certeza se tiene en su entrada europea por los griegos y romanos. La salsa provenzal deriva de un preparado alimenticio muy usado entre los gladiadores y legionarios: una mezcla de ajo, cebolla y aceite de oliva con posibles añadidos de laurel, perejil, albahaca, romero.


La cebolla es un alimento que posee una potente acción contra el reumatismo, de manera similar al ajo (ambas se encuentran en el mismo género taxonómico). Esta disuelve el ácido úrico (responsable de la enfermedad de la gota, que afecta a los riñones y las articulaciones), lucha contra las infecciones gracias a sus sales de sosa y su potasa, que alcalinizan la sangre.


La cebolla —sobre todo la roja— ayuda a prevenir la osteoporosis.

Además contiene:
Fósforo, «facilitando» el trabajo intelectual
Silicio, el cual mejora la elasticidad para las arterias y compuestos que favorecen la fijación del calcio en los huesos
Sin contar las vitaminas A, B, C, más los beneficios en azufre, hierro, yodo, el potasio, y dosis moderadas de sodio.

Información nutricional


Cantidad por 100 gramos

  • Calorías 43 kcal
  • Agua 89%
  • Grasas totales 0,2 g
  • Potasio 170 mg
  • Carbohidratos 7.1 g
  • Fibra alimentaria 2.1 g
  • Proteínas 1.3 g
  • Vitamina E 0.14 mg
  • Calcio 25 mg
  • Vitamina C 7 mg
  • Hierro 0.3 mg
  • Vitamina B6 0.14mg
  • Magnesio 10 mg

También te pueden interesar

Puerro (Allium ampeloprasum var. porrum)